La Enfermedad Renal Crónica (ERC) es la disminución de la función renal expresada por una tasa de filtración glomerular <60 mL/min/ 1.73m2 por más de tres meses. La aparición de la ERC se debe al daño irreversible estructural y/o funcional que ocasionan diferentes patologías, entre las que se encuentran la diabetes tipo 2, hipertensión arterial sistémica, glomerulonefritis, enfermedad poli quística, toxicidad por medicamentos, factores genéticos, entre otros. En Latinoamérica se ha observado un crecimiento en su incidencia con mayor énfasis en los primeros estadios, en el 2006 se reportó una prevalencia anual de 6.8% y una incidencia de 167.8 por millón de personas, de los cuales 147 158 se encontraban con hemodiálisis (HD), 50 251 con diálisis peritoneal (DP) y más de 52 000 con trasplante renal. En México en el 2005 el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) reportó 12,162 muertes a causa de enfermedad renal crónica terminal (ERCT) por lo cual se le situó en el 10° lugar como causa de muerte a nivel nacional, en el 2010 el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) entre sus derechohabientes estimó una incidencia de 377 casos por millón de habitantes. A nivel mundial se tiene una proyección para 2030 de 366 212 millones de personas, de los cuales en Latinoamérica y el Caribe se estima serán 32 959.

Views All Time
Views All Time
38
Views Today
Views Today
1