Computadoras de decenas de países sufrieron el viernes 12 de mayo un ataque informático a escala mundial que afectó el funcionamiento de empresas o instituciones, como hospitales británicos, bancos rusos y la fábrica de autos Renault. En España, lugar donde comenzaron los ataques, un alto número de empresas españolas tuvieron que paralizar sus jornadas laborales debido a esto.

El denominado WannaCry “ransomware” bloquea el acceso a los archivos del usuario y pide dinero en forma de bitcoin, moneda virtual, para desencriptar esos archivos.

El ciberataque, «indiscriminado», según los expertos, combinó un «malware» con un sistema de propagación para aprovechar un fallo técnico de la plataforma de Microsoft. La técnica es muy común y de sobras conocida para los especialistas. En suma, un ataque de “ransomware” consiste en introducir o enviar un virus con código malicioso que bloquea los equipos de manera remota y solicita el pago de una cantidad de dinero en bitcoins para recuperarlos. Conforme el plazo se acerca, la cantidad reclamada se incrementa.

La compañía de ciber-seguridad F-Secure, con sede en Finlandia, sostiene que fueron 130,000 sistemas afectados en más de 100 países. Kaspersky Lab, compañía internacional dedicada a la seguridad informática, dijo que había registrado incidentes en 74 países, la mayoría en Rusia, pero comentó que su visibilidad tal vez sea limitada e incompleta.

Las víctimas más notorias fueron hospitales en Gran Bretaña, la empresa española de telecomunicaciones Telefónica, el fabricante francés de automóviles Renault, la empresa de correos estadounidense FedEx, el ministerio del Interior ruso y el operador de ferrocarriles alemán Deutsche Bahn.

Por lo tanto, Microsoft tomó la inusual medida de reeditar los parches de seguridad informática que puso a disposición en marzo para Windows XP y otras versiones antiguas de su sistema operativo.

Por ello, se recomienda mantener actualizados los sistemas operativos de los dispositivos, no sólo Windows, también Mac, Linux y los teléfonos inteligentes. También se sugiere que cuenten con antivirus pues sus “guardias o centinelas” avisan cuando algo no es seguro o se consulta sitios reportados como fraudulentos.

 

Views All Time
Views All Time
47
Views Today
Views Today
1