“Porque te quiero, pendeja”


Me estás matando, Susana, basada en la novela Ciudades Desiertas de José Agustín, es una coproducción entre México y Estados Unidos, dirigida por Roberto Sneider, quien no es ajeno a las adaptaciones; ha dirigido Dos crímenes, adaptada del libro homónimo de Jorge Ibargüengoitia, y Arráncame la vida, de la obra con el mismo nombre de Ángeles Mastretta. El filme está protagonizado por Gael García Bernal y Verónica Echegui.

        La cinta nos cuenta la historia de amor-odio entre Eligio (Gael García Bernal), un típico macho mexicano, infiel, querendón y celoso; y de Susana (Verónica Echegui). Él es un actor de teatro y de comerciales, mientras que ella es una joven novelista con la posibilidad de crecer gracias a una beca otorgada por la universidad de Middlebrook, y aprovecha esta opción para dejar atrás a  México, el ruido de la ciudad y a su esposo, Eligio.

        Eligio consigue el paradero de Susana y va en busca de ella a Estados Unidos. A partir de aquí comienzan una serie de eventos que dejan ver la verdadera faceta de una verdadera pareja contemporánea, donde no sólo existe el amor, sino, también, problemas y peleas, al igual que engaños y desengaños.

        La música estuvo a cargo de Víctor Hernández Stumpfhauser, quien logró desenvolver cada escena con un acompañamiento musical adecuado.

        Esta película nos deja ver algunos estereotipos, como el del macho mexicano; a la par, con humor, nos muestra y narra ciertos clichés existentes entre los mexicanos y Estados Unidos.

        Cada escena en México le muestra al espectador una bella imagen del país: sus calles, su cultura, su comida, su gente, todo aquello bueno por lo que es reconocido. Y, de igual manera, dejan un buen sabor de boca de nuestro vecino del norte: con imágenes de su gente, su ambiente fraternal y sus lugares… a pesar de que parte de la película fue filmada en Canadá.

        Aquí se olvidan todas las cursilerías, aquellas relaciones cliché de las películas de amor no existen más. Las relaciones perfectas ya no tocarán la tierra después de esta cinta. Esos finales de “… y vivieron felices por siempre” han quedado atrás. 

Views All Time
Views All Time
117
Views Today
Views Today
1