Continuación del tema “Construcción de personajes  en una historia”.

 

    Después de saludarlos cordialmente,reiniciemos  nuestro tema sobre la construcción de personajes en una historia , con los comentarios de la escritora  Eugenia Rico.

  Agatha Christie –nos cuenta al autora—observaba a los comensales en el desayuno de los hoteles y los convertía en las víctimas  de los asesinatos de sus novelas.

 “Yo—comenta  Rico—,no aconsejo tomar como modelo a ningún personaje real: es innecesario. Si eres capaz de crear un  personaje convincente con motivaciones creíbles,acabarás encontrándotelo en alguna conferencia o presentación de tu novela.

Una vez escribí un cuento sobre dos amigos: un médico y un veterinario.Todo era una pura invención; de hecho el cuento me parecía bueno.Su único punto débil es que el argumento era un poco inverosímil.Pues bien,lo publique en un periódico y no pasaron ni cinco meses antes de que en una charla en una capital de provincias (de cuyo nombre no quiero acordarme) una indignada señora con moño y lentes violeta me increpar por contar con pelos y señales la verdadera historia de su pobre hermano.

Todo lo que uno escribe de verdad ya ha sucedido o está sucediendo o va a suceder.

En general los personajes de mis novelas se me aprecen no sólo en sueños sino en el metro,en el autobús,por la calle.Me persiguen para que escriba sobre ellos y yo intento negarme,sabiendo que se apoderaran de mi vida y de mi conciencia.No importa,los buenos personajes son lo bastante fuerte como para apoderarse de mí y de los lectores, y quedarse viviendo dentro de nosotros mucho después de que la novela haya terminado.

Y prosigue: en cualquier caso,la motivación de los personajes es esencial.Podemos creer cualquier cosa si los personajes a los que les sucede tienen una psicología creíble.

Las acciones y las reacciones  de los personajes de tu narración no deben ser sólo fruto de la clase de personas que son,sino, a medida que la historia avanza,de la clase de personas en las que se convierten.Como en la vida real,la gente cambia  debido a sus experiencias. Y lo mismo debe suceder en la ficción o desaparecerá la verosimilitud y con ella las ganas del lector de seguir leyendo.

Por este motivo el autor  debe saber todosobre el personaje y debe ser lo suficientemente sabio para no contarlo todo.

Algunos escritores –nos descubre Eugenia Rico–,así como algunos manuales,aconsejan elaborar fichas o dossiers  con los personajes: su edad,su sexualidad,sus motivaciones,su color de ojos,su olor,cualquier detalle que nos pueda refrescar la memoria y nos ayude a ver al personaje más real que la vida.

A pesar del ejemplo de Agatha  Christie yo aconsejo—afirma la autora—no utilizar nunca personas reales para los personajes de las novelas.Aunque no lo hagas tus seres queridos y tus seres odiados crerán siempre que hablas de ellos y en el peor de los casos te encontrarás con un juicio por difamación.

En realidad nunca podemos crear personajes verosímiles  de ficción a partir de personajes reales porque conocemos solamente una parte de su personalidad: la que nos muestran o la que muestran al mundo y  de nuestros personajes de novela debemos conocerlo todo,como si fuéramos el dios que los juzga o los absuelve o simplemente los contempla.

Graham Green—nos cuenta Rico—escribió un libro maravilloso titulado En Busca de un Personaje.

En él,afirmaba que nunca podría modelar un personaje de ficción complejo a partir de un conocido real porque necesitaba saber mucho más acerca de los pensamientos y de los sentimientos más profundos del personaje  de loq eue jamás podría saber de cualquier persona viva por más  cercana que ésta fuera para él.

Recuerda siempre que en la ficción,a diferencia  de en la vida, todo personaje que no haga avanzar activamente la historia o no revele algún aspecto fundamental para la trama debe ser eliminado.Si hay una pistola,tiene que disparar; si hay un personaje,tiene que cumplir una función: disparar el gatillo o encajar la bala u horrorizarse o descubrir al asesino.

Finalmente, la escritora, comenta. Uno  de los  momentos más duros de la revisión es descubrir que un personaje del que nos habíamos enamorado debe ser suprimido.El dios de la perfección es un dios cruel.Y conciso.

Interesante,¿ verdad?….la próxima ocasión veremos que opinan otros autores sobre la creación de un personaje.Ojalá contemos con su visita,mientras tanto  sigamos soñando y construyendo nuestro personaje ideal.!Felices vacaciones y fiestas decembrinas.! 

Views All Time
Views All Time
231
Views Today
Views Today
1