Ante el terremoto del pasado 19 de septiembre ocurrido  en México, la sociedad civil salió en auxilio de sus compatriotas. Fue esta respuesta de solidaridad la que impresionó a rescatistas internacionales y a la prensa del extranjero, quienes no dudaron en expresar su sorpresa por la positiva e inesperada reacción de los mexicanos.

La ayuda internacional por medio de rescatistas no se hizo esperar después de la catástrofe y fueron ellos mismos quienes dieron testimonio de lo vivido. En múltiples ocasiones la población se encuentra desencajada después de un desastre natural, por lo que eso se convierte en un impedimento para que contribuyan, pero en México la situación fue distinta, no había persona que no quisiera ayudar, las listas de espera para cooperar en  los lugares con escombros y centros de acopio eran largas.  Los equipos de rescate de Ecuador y Perú afirmaron que era algo que no habían visto en otra parte del mundo.

En un primer momento la prensa internacional centró sus titulares en la magnitud del sismo mexicano, pero en los días contiguos los encabezados hacían referencia a la muestra de solidaridad por parte de los ciudadanos de México, quienes desde un inicio salieron con palas, picos, cubetas, guantes o incluso solo con sus manos a auxiliar a todo aquel que lo necesitara.

Medios de comunicación alemanes y brasileños  destacaron la solidaridad que se vivió, en sus publicaciones mencionaban que varias personas se quedaban en la calle a ofrecer ayuda y otras lo hacían desde su casa, compartiendo información en sus redes sociales para que ésta se propagara en menor tiempo.

Ahora México se levanta de una tragedia y lo hace con la frente en alto demostrando que su pueblo no se rinde incluso ante las situaciones más adversas. La participación de la sociedad civil ha servido de ejemplo a otros países, confirmando que el dolor se puede transformar en fuerza.

Views All Time
Views All Time
30
Views Today
Views Today
1