Los días 1 y 2 de noviembre son fechas importantes para todos aquellos mexicanos que reciben con cariño  a sus familiares que ya han fallecido; sin embargo en la actualidad esta fiesta ha adquirido ciertas características de Halloween por lo que el tradicional Día de Muertos ha transformado poco a poco su forma de celebrarse en México.

En la mayoría de las casas mexicanas se pueden observar los altares típicos de este día, que incluyen flores de cempasúchil, veladoras, comida, papel picado, agua, pan de muerto,  fotos de los difuntos, entre otras cosas que contienen un significado particular, incluso algunas personas llevan sus ofrendas hasta los panteones en donde descansan sus familiares.

Asimismo se han incluido otras actividades a la festividad, en la Ciudad de México por ejemplo, los niños se disfrazan y salen a pedir su “calaverita” con la intención de llenarse de dulces, también a esto se han sumado adultos que disfrutan disfrazarse para acompañar a sus niños o simplemente para asustar a todo aquel que se deje.

Otra actividad típica en la capital, es visitar la ofrenda monumental que se monta en el Zócalo, así como recorrer la calle Francisco I. Madero para observar los múltiples disfraces que llevan las personas, tomarse fotos, repartir o recibir dulces o simplemente pasar un buen momento con familia y amigos. Es precisamente en este lugar donde se puede observar la fusión entre lo mexicano y lo extranjero, puesto que es sorprendente la cantidad de personas que visitan las ofrendas y a la vez llevan disfraces del famoso payaso “It”.

Es sumamente alegre ver a las nuevas generaciones conservando las tradiciones ancestrales y a su vez añadiendo nuevas que enriquecen estos días tan emblemáticos. Ahora el Día de Muertos va más allá de ir al panteón y montar altares, ya se incluyen incluso actividades culturales que vuelven estos días una verdadera fiesta para recordar con felicidad a nuestros seres queridos que en ese momento del año regresan.

Views All Time
Views All Time
18
Views Today
Views Today
1